Estás en: Inicio Blog

Blog

Este es el blog corporativo de 4Visions. Aquí encontrarás información sobre nuestra empresa, 4Visions Manager y la maravillosa tecnología que lo hace todo posible. Pero también artículos de interés para traductores.

8

No hablemos más de tarifas

Irene Vidal // 08/05/2012 // La profesión de traductor

Las tarifas es uno de los temas que tarde o temprano siempre termina por aparecer en una conversación entre traductores. Y en la gran mayoría de ocasiones lo hace en un sentido negativo: me han ofrecido tal trabajo a un precio irrisorio, no me han aceptado un presupuesto porque otro era x veces más barato… Aunque es cierto que a veces necesitamos compartir estas situaciones, pasados los cinco minutos iniciales de desahogo de poco nos sirve seguir divagando sobre esta eterna cuestión. Es como adentrarnos en un bosque del que difícilmente lograremos salir.

Dejemos de malgastar nuestro tiempo y energía en lamentarnos de la situación del mercado. No solamente no nos lleva a ninguna parte, sino que además nos desgasta y nos envuelve en un ambiente de pesimismo, derrotismo y negatividad que poco nos anima a seguir adelante.

Hablemos sobre cómo logramos entrar en contacto con nuevos clientes, qué técnicas utilizamos y cuáles nos han dado mejor resultado. Compartamos comentarios positivos que nos hayan hecho sobre una traducción, sobre algo que hayan valorado especialmente y que nos haya resultado inesperado.

Intercambiemos opiniones sobre qué nos ha gustado de un determinado traductor con el que hemos trabajado y qué hemos aprendido con él. Poder trabajar con otros compañeros es una buena forma de adquirir nuevos conocimientos. Aprovechemos para recomendar algún traductor del que hayamos quedado encantados con su trabajo y profesionalidad.

Compartamos vivencias positivas que nos puedan servir de inspiración. Conocer casos de éxito nos anima a seguir luchando, nos sirve de motivación para los días en que podemos sentir la tentación de arrojar la toalla.

Aconsejémonos asistir a cursos o actividades que nos haya resultado especialmente interesantes. Recomendémonos lecturas o blogs que puedan darnos otra visión, nuevos enfoques, nuevos puntos de vista. Que nos ayuden a reflexionar sobre cómo seguir mejorando.

En definitiva, optemos por conversaciones optimistas, motivadoras y enriquecedoras que nos llenen la mente de ideas nuevas que nos empujen a actuar.

Lo bueno de ser optimistas es que, cuando las cosas no salen bien, uno está seguro de que mejorarán.

10

Entrevista a Pablo Muñoz, el traductor que hace algo más que traducir

Pilar del Rey // 02/05/2012 // La profesión de traductor


Las 4 básicas

¿Cuánto hace que te dedicas a la localización?

A la localización propiamente dicha, unos 4 años. Empecé a trabajar en 2007 en una agencia de traducción de Granada, donde traducía todo tipo de textos (sobre todo técnicos), pero no fue hasta que empecé a trabajar en Nintendo en 2008 cuando entré de lleno en el sector de la localización, tanto de videojuegos como de software.

¿Qué consejo darías a un traductor que está empezando?

Entendiendo que está estudiando la carrera o algún máster relacionado con la traducción (porque creo que es bastante difícil hoy en día empezar a trabajar de traductor sin ninguna formación en traducción, lo cual no quiere decir para nada que sea imposible), que no espere al final de sus estudios para obtener experiencia más o menos real. Es decir, que aparte de hacer todas las traducciones de clase, que coja por su cuenta y se ponga a mirar proyectos en los que puede colaborar como traductor, como es el caso de algunos programas de software libre, fansubs, etc. La experiencia que se ganará es incalculable, y encima desmarcará un poco del resto de traductores noveles.

¿Cómo llegaste a este mundo?

Tuve la suerte de saber lo que me gustaba desde muy pequeño, así que supongo que simplemente perseguí mis sueños a pesar de que no sabía muy bien cómo iba a ser el camino. Creo que eso es lo importante: tener siempre una meta en la cabeza y dar cada día un pasito más aunque sea hacia lo desconocido, pues llegará un momento donde todo empezará a resultarte más familiar. Más familiar porque será aquella meta que te habías marcado.

¿Qué te gustaría conseguir?

Me gusta ser ambicioso en el sentido de que siempre tengo ideas en la cabeza. De siempre he creído que es muy importante no estancarse y siento que va siendo hora de hacer cosas nuevas. Me atrae mucho la idea de emprender, aunque no necesariamente algo relacionado con la traducción, para así diversificar un poco y no quedarme con una sola cosa. Me gusta mucho la idea de coordinar proyectos, ser mentor de alguien, intentar ayudar a los demás, animar a la gente a cumplir sus sueños, concienciar a los desarrolladores de videojuegos de todo lo que tienen que hacer para que la localización sea un éxito desde el mismo momento de diseño del juego… ¡Tantas, tantas cosas! :)

¿Las redes sociales te sirven en tu trabajo? ¿Cómo pueden ayudar al colectivo?

Por supuesto. ¡Y de muchas maneras! La visibilidad del blog me ha hecho conseguir dos de los grandes puestos con los que uno puede soñar: trabajar como traductor en Nintendo y trabajar como revisor y tester lingüístico en la principal empresa de Internet y tecnología que existe hoy día (trabajo como externo aunque sea en las instalaciones del cliente, así que no puedo decir el nombre). Aparte de eso, me ayudan a conocer a mucha gente y mantener el contacto con otras, lo cual es muy importante para sentirse feliz: esto a lo mejor suena un poco a chorrada, pero creo que es importantísimo sentirse bien para trabajar mejor. Por otro lado, permiten aprender muchísimo de otros profesionales del sector e incluso puedes hacer preguntas y tener respuesta en cuestión de segundos. Sobre cómo pueden ayudar al colectivo… ¡dando visibilidad a la profesión! :)

Tu blog Algo más que traducir tiene más de 5.000 seguidores, ¿eso cómo se hace?

¡Eso quisiera saber yo! Imagino que todo se debe a que el blog tiene ya más de 5 años y claro, tengo la suerte de ser de uno de los primeros en el sentido de que, aunque no empecé solo, soy de los pocos que ha continuado con su blog. Ahora el número de seguidores nuevos ha descendido considerablemente, debido supongo a dos razones: a) llega un momento donde la gente a la que le interesas ya te sigue; y b) el ritmo de publicación ha decrecido drásticamente en el último año. Cuando publico siempre gano nuevos seguidores en Facebook y Twitter. No obstante, algo me dice que toda la labor que hago en Twitter (como la retransmisión de eventos de traducción en directo) me hace ganar seguidores en Facebook (y del blog, claro). Esa es otra de las virtudes de las redes sociales (aunque no tiene por qué ser así muchas veces): lo que haces en una red al final tiene sus consecuencias en las demás. Todo es exponencial.

Cuéntanos un reto con el que te hayas encontrado en el día a día y cómo lo has solucionado.

El reto que me encuentro muchas veces en el día a día es encontrar tiempo para todo lo que me gustaría hacer. Al final tengo que priorizar, y eso es algo bastante difícil y que nunca se domina del todo. El primer paso es reducir el ruido al máximo posible: empieza a darte de baja de páginas web y boletines que ya ni lees para que no tengas ni que gastar segundos en eliminar las notificaciones, usa etiquetas (en Gmail) para filtrar los correos, archiva los correos que ya no requieren acción (suelo usar mi bandeja de entrada de correo como lista de tareas pendientes aunque muchos no recomienden esta práctica), aprovecha los ratos muertos para hacer cosas medianamente productivas (por ejemplo, si tienes un smartphone, consulta las redes sociales en el metro o incluso si estás corriendo en el gimnasio), etc. Solo con eso ya habrás ganado un montón de tiempo para dedicárselo a otras tareas.

Apuestas por ir a eventos de traducción, dar charlas, estar muy activo en las redes sociales, socializas con otros traductores…, lo contrario del paradigma de traductor al que le cuesta relacionarse con otros colegas. En general, ¿crees que esta tendencia está cambiando?

Quizás lo que sucede ahora es que los traductores somos más visibles que antes, aunque también es cierto que ahora hay más traductores que antes por el hecho de que muchas facultades ofrecen la carrera de Traducción e Interpretación. También es cierto que muchas veces coincides con un montón de personas de un evento a otro, así que no sé si cada vez hay más “traductores sociales”. Al fin y al cabo, yo creo que en realidad los traductores somos gente bastante sociable, porque sería imposible tratar bien a los clientes (y encontrarlos) si fuéramos bastante tímidos. No sé, no me acabo de creer eso de que alguien puede ser muy sociable en Internet y luego tener otra cara en persona, aunque hay de todo, claro está. Creo que esto tiene que ver con las redes sociales: nos ayudan a conocer mejor a la gente antes de un primero encuentro en persona, así que da menos vergüenza. En este sentido, si ves que tus amigos o colegas traductores con los que hablas con cierta frecuencia en las redes sociales acuden a un evento de traducción, probablemente te animarás a ir. Es por eso que quizás parece que ahora se socializa más que antes.

Como traductor especializado en localización, ¿recomiendas que los traductores estén especializados? ¿Qué te aporta ser localizador de videojuegos?

¡Por supuesto! Sin duda ese es el secreto, la especialización. Pero ya no solo especialización en una rama, sino en varias: yo estoy especializado en localización de software y videojuegos, pero también toco ciertos temas de ciencia y no es la primera que traduzco cosas que no tienen tanto que ver con la localización en sí.

En cuanto a lo de ser localizador de videojuegos, la verdad es que creo que ahora soy mucho más creativo. Nunca me había considerado especialmente creativo, pero cuando tienes que hacer el texto divertido o darle un toque especial a los diálogos de cierto personaje, al final sale tu vena más creativa, esa que todos tenemos y muchos creemos no tener. Por supuesto, saber que tu texto lo va a leer mucha gente te motiva aún más para hacerlo bien, cómo no. :)

Encontrarás a Pablo Muñoz en su blog Algo más que traducir y en su página web profesional: http://pablomunoz.com/.

Y tú, ¿qué le preguntarías?


8

Presupuestos: ¿a quién corresponde hacerlos?

Irene Vidal // 17/04/2012 // La profesión de traductor

Buenas noches:

Solicito presupuesto para agencia y plazo de entrega para el documento adjunto.

Un saludo,

Desde hace un par de años aproximadamente, se ha convertido en una práctica cada vez más habitual recibir correos electrónicos como este. Suelen enviarlos empresas de traducción con las que nunca hemos trabajado, y el mensaje no incluye ni una breve presentación de quiénes son. Van directo al grano. ¿Para qué perder el tiempo? También he observado que estas peticiones son especialmente frecuentes cuando se trata de documentos en formato pdf. ¿Será casualidad?

Tengo que reconocer que en las dos primeras ocasiones mordí el anzuelo. Recibo el correo electrónico, guardo los documentos adjuntados en la carpeta correspondiente y empiezo todo el proceso habitual hasta llegar a obtener el número total de palabras, el precio total del servicio y una idea aproximada del tiempo necesario. Incluyo todos los datos bien detallados y expuestos en un documento: nombre de la empresa, número de referencia y fecha del presupuesto, seguidos de todos los conceptos desglosados, indicando que se trata de la traducción de tal idioma a tal otro del documento con nombre “xxx”, el número total de palabras de cada documento, la tarifa aplicable y las observaciones pertinentes.

Envío el magnífico documento con el presupuesto y llega la sorpresa: ni un solo mensaje de respuesta. Ni gracias, ni lo hemos recibido. Al cabo de dos días les escribo un correo para saber si han tomado una decisión sobre mi propuesta. De nuevo, el más absoluto silencio. Y aún así, tropiezo una segunda vez con la misma situación, una réplica exacta.

A partir de ese momento me doy cuenta de que esa situación ya no es algo excepcional y que resulta una clara pérdida de tiempo. Esta práctica que emplean cierto tipo de empresas es sumamente productiva: sin mover un dedo reciben unas cuantas propuestas con el recuento de palabras de los documento y un variado abanico de precios, a cuál más bajo, entre los que elegir.

El trabajo de elaborar un presupuesto, que no es poco, corresponde a la empresa de traducción. Ella es la responsable de realizarlo, de calcular el volumen, de conocer las condiciones del colaborador (tarifa y posibles recargos) y de estimar un plazo de entrega.  En cuanto lo tiene todo bien definido envía la propuesta al colaborador habitual para conocer su disponibilidad. Así es como trabajan las empresas de traducción serias y profesionales.

Mensajes de este tipo denotan que la empresa no tiene un equipo de colaboradores estable, sino que asigna el trabajo al mejor postor y al que lo hace en el menor tiempo posible, por muy inverosímil que pueda ser el plazo propuesto. Es imposible generar más desconfianza a un posible colaborador. Pero por mucho que nos indignen según qué correos, y por muy mala imagen que generen, es aconsejable responderlos. Es tan sencillo como agradecer que se hayan puesto en contacto con nosotros, indicar nuestra tarifa para ese posible trabajo y los recargos susceptibles de aplicar. Por último podemos invitarles a que nos proporcionen el recuento de palabras para proponerles un plazo de entrega. Nosotros somos profesionales y debemos mostramos como tales.

¡Suscríbete!

Probarás la versión 1.0 antes que nadie.

Últimos posts en nuestro blog

  • Image28

    No hablemos más de tarifas

    08/05/2012 // Seguir leyendo

  • pablo

    Entrevista a Pablo Muñoz, el traductor que hace algo más que traducir

    02/05/2012 // Seguir leyendo

  • Developers

    Cómo se traducen los sitios web, técnicamente

    24/04/2012 // Seguir leyendo

  • la foto (2)

    Presupuestos: ¿a quién corresponde hacerlos?

    17/04/2012 // Seguir leyendo