Estás en: Inicio No hablemos más de tarifas

8

No hablemos más de tarifas

Irene Vidal // 08/05/2012 // La profesión de traductor

Las tarifas es uno de los temas que tarde o temprano siempre termina por aparecer en una conversación entre traductores. Y en la gran mayoría de ocasiones lo hace en un sentido negativo: me han ofrecido tal trabajo a un precio irrisorio, no me han aceptado un presupuesto porque otro era x veces más barato… Aunque es cierto que a veces necesitamos compartir estas situaciones, pasados los cinco minutos iniciales de desahogo de poco nos sirve seguir divagando sobre esta eterna cuestión. Es como adentrarnos en un bosque del que difícilmente lograremos salir.

Dejemos de malgastar nuestro tiempo y energía en lamentarnos de la situación del mercado. No solamente no nos lleva a ninguna parte, sino que además nos desgasta y nos envuelve en un ambiente de pesimismo, derrotismo y negatividad que poco nos anima a seguir adelante.

Hablemos sobre cómo logramos entrar en contacto con nuevos clientes, qué técnicas utilizamos y cuáles nos han dado mejor resultado. Compartamos comentarios positivos que nos hayan hecho sobre una traducción, sobre algo que hayan valorado especialmente y que nos haya resultado inesperado.

Intercambiemos opiniones sobre qué nos ha gustado de un determinado traductor con el que hemos trabajado y qué hemos aprendido con él. Poder trabajar con otros compañeros es una buena forma de adquirir nuevos conocimientos. Aprovechemos para recomendar algún traductor del que hayamos quedado encantados con su trabajo y profesionalidad.

Compartamos vivencias positivas que nos puedan servir de inspiración. Conocer casos de éxito nos anima a seguir luchando, nos sirve de motivación para los días en que podemos sentir la tentación de arrojar la toalla.

Aconsejémonos asistir a cursos o actividades que nos haya resultado especialmente interesantes. Recomendémonos lecturas o blogs que puedan darnos otra visión, nuevos enfoques, nuevos puntos de vista. Que nos ayuden a reflexionar sobre cómo seguir mejorando.

En definitiva, optemos por conversaciones optimistas, motivadoras y enriquecedoras que nos llenen la mente de ideas nuevas que nos empujen a actuar.

Lo bueno de ser optimistas es que, cuando las cosas no salen bien, uno está seguro de que mejorarán.

Esta entrada también está disponible en: Inglés

8 Respuestas a “No hablemos más de tarifas”

  1. Esther Rodríguez dice:

    Totalmente de acuerdo con este tema…
    Pongamos una buena dosis de optimismo en nuestra vida, y se reflejará en todo lo que hagamos y en cómo nos ve la gente. :)

    • Irene Vidal dice:

      Gracias por tu comentario, Esther. Tienes toda la razón, el optimismo también sirve para que te perciban de forma mucho más positiva. Si solamente nos quejamos damos la sensación de que no sabemos hacer otra cosa.

      Saludos,
      Irene

  2. Montse dice:

    ¡Totalmente de acuerdo! Muchísimas gracias por recordarnos que el pesimismo solo lleva a más pesisimo y, en cambio, si uno es positivo de pronto se abren más puertas y las cosas empiezan a salir bien.

    Habrá que hacer un curso de Programación Neurolingüística en Aptic :D !

    • Irene Vidal dice:

      Gracias a ti, Montse, por el comentario. Nunca está de más recordar que el optimismo es la llave para alcanzar las metas que nos vamos marcando.

      Hablaremos con la comisión de actividades de APTIC, a ver si nos aceptan la propuesta :-)

      Saludos,
      Irene

  3. Gran verdad.
    El pesimismo mina las voluntades: <>. No hay peor enemigo que el miedo. Y no nos lo podemos permitir. De modo que, adelante, siempre optimistas, aprendiendo de los errores y compartiendo éxitos.

    Un abrazo,

  4. ¡Sí! ¡Exacto! La negatividad atrae a la negatividad, y pensando desde el punto de vista práctico… ¿qué aporta la queja y el recrearse en la mala situación que se está viviendo hoy en día? ¡Ya se encargan las noticias de hacernos saber (o mejor, de imponernos) lo malo que ocurre a nuestro alrededor! No hace falta afiliarse a ningún partido político para dar el paso, para “cambiar el mundo” a nuestra manera. Hay que empezar por lo más básico, y eso somos… ¡nosotros mismos!

    Como decía mi querido Michael en Man in the Mirror… “if you wanna make the world a better place, take a look at yourself and then MAKE THE CHANGE!”

    Saludos salmantinos

  5. Irene Vidal dice:

    Es cierto, Merche, con las noticias ya tenemos suficiente dosis de negatividad. Si nos dejamos llevar por ese pesimismo nos será imposible salir adelante. Gracias por compartir tu punto de vista.

    Saludos,
    Irene

Deja un comentario

¡Suscríbete!

Probarás la versión 1.0 antes que nadie.

Últimos posts en nuestro blog

  • Flujo de visitantes | Google Analytics

    Google Analytics o cómo explotar el tráfico en sitios web

    22/05/2012 // Seguir leyendo

  • blao

    Entrevista a Lluís Cavallé, el intérprete de Guardiola

    18/05/2012 // Seguir leyendo

  • Image28

    No hablemos más de tarifas

    08/05/2012 // Seguir leyendo

  • pablo

    Entrevista a Pablo Muñoz, el traductor que hace algo más que traducir

    02/05/2012 // Seguir leyendo